Palabras claves

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Últimos temas
» Una noche en el tanatorio (¿+18?)
Miér Mar 01, 2017 8:43 pm por Sam Reddington

» We need some Vodka.
Miér Feb 01, 2017 9:08 pm por Joanne Marston

» Tema de mierda cyan
Dom Ene 29, 2017 10:58 pm por Sam Reddington

» Joanne Marston
Vie Ene 27, 2017 7:00 am por Joanne Marston

» Sam Reddington
Vie Ene 27, 2017 12:19 am por Sam Reddington

» Plantilla
Jue Ene 26, 2017 10:00 pm por Joanne Marston


We need some Vodka.

Ir abajo

We need some Vodka.

Mensaje por Sam Reddington el Sáb Ene 28, 2017 12:48 am

Por primera vez en varios años, la petaca de Sam se había quedado vacía. Tras un largo y extenuante día de trabajo, en el que había necesitado un poco más combustible del que viene en petaca del habitual, Sam entró en el primer bar que encontró abierto. ‘Silence’, rezaba el letrero del local.

Irónico, pensó Sam, pues desde fuera se escuchaba una atronadora canción que debía tener casi cien años y que parecía un canto al alcohol. Aún si cantaran al Whisky y no al Vodka, sería pasable. Pero al fin y al cabo, cualquier antro sórdido es bueno para tomar una buena copa, se dijo a sí mismo, y se decidió a entrar.

Como hacía siempre que entraba a un local, escaneó de un rápido vistazo toda la sala. Unos cuantos tipos de mediana edad con cara de pocos amigos estaban sentados en una mesa llena de jarras vacías de cervezas. En la barra, de apenas tres taburetes, un joven solitario ahogaba sus penas con una copa. A su lado, una nube de humo envolvía a lo que parecía una joven desgarbada y veterana en combate, a juzgar por alguna cicatriz observable a simple vista. Aunque Sam aborrecía el tabaco, decidió sentarse en aquel taburete. Si algo había aprendido era a permanecer lejos de posibles bandidos borrachos.

Sam comprobó su arma de forma discreta, como hacía siempre, preparado ante cualquier conflicto, y se acercó a la barra. No pudo evitar una mueca de disgusto mientras se acercaba a la nube de humo que emanaba de su compañera de barra. Antes de que el camarero tuviera tiempo de preguntarle por su consumición, Sam se adelantó: “Whisky. Con hielo”.

La noche acababa de comenzar.
avatar
Sam Reddington
Bertita

Mensajes : 24
Puntos : 30
Fecha de inscripción : 26/01/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Joanne Marston el Sáb Ene 28, 2017 2:17 am

Yacía sentada en la barra del "Silence", mirando a su alrededor de forma distraída. Hace ya mucho rato se había oscurecido y la única iluminación del lugar era un foco gigante en la barra que a ratos titilaba, amenazando con apagarse en cualquier momento. Con tanto borracho en esta pocilga podría costearse la reparación de esa mierda de lámpara, pensó mientras dirigía su mirada al viejo cantinero que secaba un par de copas con un trapo roñoso, Y también un par de toallas limpias, rectificó para si misma.

El reloj marcaba recién las 09:30 y ella iba ya por su tercera cerveza. Había sido un día bastante tranquilo en el tanatorio, por no decir aburrido. Una vieja enana un par de perros flacos, no había mucho que hacer con eso. Suspiró pesadamente y llevó un nuevo cigarrillo a sus labios ¿Cuantos iban ya? se preguntó mientras lo encendía calmadamente. Eso ya no le importaba, de algo había que morirse ¿No? Dio una profunda calada a su cigarrillo antes de exhalar una suave bocanada de humo. Ponme otra, Marko Habló sin siquiera mirar al hombre, quien se aproximó lentamente con otra botella y la dejó frente a ella. Cuatro.

Siguió ensimismada en sus cavilaciones hasta que percibió que alguien se sentaba a su lado. Volteó a observar al extraño y notó a un hombre de mediana edad y gran estatura. Algo así me haría falta en las calderas, pensó de manera fugaz al ver la cara de desagrado que ponía el extraño. - Heh... - Río para si misma al notar que la incomodidad del sujeto provenía del humo de su cigarrillo - Debería haberse sentado en otro lado - Pensó mientras negaba suavemente con su cabeza, en gesto de desaprobación.

“Whisky. Con hielo” Le oyó decir. De pronto se percató de que el hombre iba ataviado con ropajes muy elegantes. No pudo contener la curiosidad, por cual esta vez volteó su cuerpo y comenzó a examinarlo sin ningún tipo de discreción, con el cigarrillo ardiendo entre sus labios y una sonrisa de diversión. "Vaya atuendo" Soltó sin más.
avatar
Joanne Marston
Admin

Mensajes : 24
Puntos : 29
Fecha de inscripción : 26/01/2017

http://arctic-city.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Sam Reddington el Sáb Ene 28, 2017 1:54 pm

Nada más sentarse en aquel taburete, Sam ya se estaba arrepintiendo de haberlo hecho. Observó cómo su vecina, de forma muy evidente, le miraba de arriba abajo. Sam miró de soslayo y reparó en las cuatro botellas que se apilaban frente a ella. "¿Es que nadie retira las botellas usadas en este antro? Pensó Sam. Bueno, al menos la tipa tiene estómago", continuo cavilando, al tiempo que sentía como el repugnante humo del tabaco le envolvía.

De pronto escuchó un comentario de su compañera de barra. “Vaya atuendo”. Sam no solía entablar conversación con desconocidos y menos aún entrar en conflicto o revelar en qué consistían sus quehaceres diarios, pero el humo del tabaco le nublaba el juicio. “Gracias. Para hacerme con él tuve que acabar con un grupo de bandidos e intercambiar hasta la última gota de combustible que pude sacar de sus andrajosos restos” Afirmó, con un deje de desprecio. Si había algo que Sam odiaba más que el tabaco, eran los bandidos. Al menos hasta que alguien encendía un cigarrillo cerca de él. “Pero me temo que el humo va a echarlo a perder” espetó a continuación, sin dirigir la mirada a su interlocutora.

Sam dio un trago a la copa de whisky, sintiendo el paso del alcohol por su garganta. Adoraba esa sensación, era uno de aquellos pequeños placeres a los que jamás renunciaría. “Bonita cicatriz. Probablemente vale más que la vida de aquellos despojos de detrás” Afirmó, sin apartar la mirada de su copa, dando a entender a su interlocutora que había analizado con cuidado la sala y a cada uno de sus huéspedes temporales.

Sam apuró la copa, e inmediatamente pidió otra ronda al camarero, que parecía haberle leído la mente y empezó a retirar aquel vertedero de vidrio que parecía la barra. “Whisky. Doble. Con hielo” Solo el alcohol podía ayudarle a resistir aquella humareda.
avatar
Sam Reddington
Bertita

Mensajes : 24
Puntos : 30
Fecha de inscripción : 26/01/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Joanne Marston el Sáb Ene 28, 2017 6:19 pm

Luego de una pequeña pausa tras hacer su comentario escuchó la voz del extraño, el cual se oía ligeramente molesto “Gracias. Para hacerme con él tuve que acabar con un grupo de bandidos e intercambiar hasta la última gota de combustible que pude sacar de sus andrajosos restos” Enarcó una ceja, y se inclinó a él con interés. ¿Matar bandidos? Podría ser que el tipo no fuese tan remilgado como se le veía “Pero me temo que el humo va a echarlo a perder” O tal vez simplemente estaba mintiendo para hacerse el duro, como la mayoría de los cretinos en ese bar. Solo una nena podría estar quejándose por el humo en un lugar como ese, dónde claramente habían mucha más cosas de las que quejarse “Cómo el aseo, por ejemplo” pensó mientras miraba de reojo la barra que a simple vista se veía inmunda. Suspiró.

Claaaaro…” Soltó con un ligero deje de sarcasmo. Perdió el interés en él con suma rapidez. Un tipo con ese aspecto no sería capaz de matar ni a una vieja. Se estaba reincorporando en su asiento, algo decepcionada. Dio un enorme sorbo a su cerveza “Bonita cicatriz. Probablemente vale más que la vida de aquellos despojos de detrás” le escuchó en algo que ella interpretó como sorna. Se quedó impávida en esa posición por unos dos segundos, con la botella rozando sus labios mientras sentía como un repentino calor subía desde su pecho hasta sus mejillas. ¿Se estaba metiendo con ella? Puso la botella de vuelta en la mesa, provocando un ruido sordo. Se giró de nueva cuenta hacia el extraño y esbozó una media sonrisa “Vaya, gracias por notarlo. Me sorprende que con ese intelecto asesino no seas capaz de elegir un lugar lejos del humo que tanto te molesta.” Escupió de manera mordaz, antes de dar una nueva calada a su cigarrillo, esta vez exhalando a propósito cerca del hombre, para luego dedicarle una amplia sonrisa.
avatar
Joanne Marston
Admin

Mensajes : 24
Puntos : 29
Fecha de inscripción : 26/01/2017

http://arctic-city.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Sam Reddington el Sáb Ene 28, 2017 11:34 pm

Sam pegó un buen trago a su segunda copa de la noche. Lo iba a necesitar para soportar aquella compañía que se había buscado, que respondió mordazmente a los intempestivos comentarios de Sam: “Vaya, gracias por notarlo. Me sorprende que con ese intelecto asesino no seas capaz de elegir un lugar lejos del humo que tanto te molesta”. “Al menos tiene agallas”, pensó Sam, que sonrió forzadamente conforme la chica terminaba de pronunciar sus palabras, quien, no contenta con su contestación, escupió y exhaló una nube de humo en las narices de Sam, que decidió permanecer impertérrito.

Sam volvió a dar otro trago, mientras que uno de los indeseables de la mesa principal se acercó a pedir una bebida, dejando al descubierto un tatuaje en su mano, uno de los típicos tatuajes que los bandidos se hacían para mostrar su pertenencia a una banda. “Otra rata asquerosa más", pensó Sam, al tiempo que palpaba su arma en el interior de su gabardina.

Sam se dirigió al camarero: “¿El aseo, por favor?” Sabía perfectamente donde estaba, pero quería que aquel tipo le indicara. Parco en palabras, le hizo un gesto con la mirada, indicándole el lugar, al otro lado de la habitación.

Sam se levantó y, convenientemente, pasó junto a la mesa donde se sentaban aquellos nauseabundos seres. Observó, sin llamar la atención, como todos ellos lucían el mismo tatuaje. Una estrella de seis puntas y una luna. Era frecuente que cada banda eligiera un símbolo que indicara el número de asesinatos a realizar antes de ser admitido de forma permanente en cada grupo.

Ahora sí, decidido, sacó su Magnum de la gabardina y, sin darles tiempo de reacción, despachó a aquellos cuatro malnacidos de un tiro en la cabeza. Se quitó la gabardina y la entregó al sorprendido barman. “Esto es por el desastre. Es valiosa, pero a mí ya no me sirve, el hedor no se le irá en meses”.

A continuación, se acercó a la chica de la barra. “La próxima vez que tires humo en mi cara, quien se lleve un balazo serás tú”. Espetó.

“Necesito bolsas de basura, de las grandes”. Pidió al camarero. “Y ese cuchillo podría serme de utilidad” Afirmó, señalando al cuchillo que la chica llevaba consigo.

Quizás no pudiera llevarse a todos aquellos despojos, pero al menos podría extraer las partes más útiles para obtener combustible…
avatar
Sam Reddington
Bertita

Mensajes : 24
Puntos : 30
Fecha de inscripción : 26/01/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Joanne Marston el Dom Ene 29, 2017 2:37 am

Luego de su pequeño comentario el extraño permaneció en silencio, y ella asumió que la conversación había sido zanjada. Igual no es como si quisiera seguir charlando con semejante animal, algo que podría haber sido un tipo interesante se esfumó rápidamente al escucharlo quejarse de esa manera. Se estiró perezosamente sobre su asiento, mirando de reojo a su alrededor, a la vez que el tipo de antes se ponía de pie para ir al lavabo. No pudo pudo evitar dar una última ojeada a su grosero interlocutor, bufó con resignación.

Estaba a punto de pedir su quinta cerveza, pero cuando se disponía a hablarle al cantinero escuchó un terrible estruendo a sus espaldas "Putos bandidos!" Pensó enfurecida, su única reacción fue agacharse e intentar divisar al tirador. Buscó su rifle, el cual descansaba a un costado de la barra, pero quedó atónita al notar que el tirador era el hombre que se había sentado junto a ella esa noche.

Tan rápido como inició todo ese escándalo, le dio fin a la vida de cuatro hombres. El lugar era un puto desastre. "Pero qué mierda..." susurró para si misma. Mientras el hombre caminaba tranquilo hacia el viejo cantinero y le daba su abrigo, lucía extremadamente calmado. “Esto es por el desastre. Es valiosa, pero a mí ya no me sirve, el hedor no se le irá en meses”. Era un marica, si. Pero al menos ahora sabía que no había mentido, se dijo a si misma mientras observaba los cuerpos de lo que parecía haber sido una banda de maleantes. "Bandidos?... Esos podrían serv..." De pronto una voz interrumpió sus cavilaciones.

“La próxima vez que tires humo en mi cara, quien se lleve un balazo serás tú” se volteó otra vez para encontrarse de frente con el enorme sujeto. Ahora le parecía más grande que antes y esta vez no estaba del todo segura sobre responder a sus amenazas. Mordió su labio inferior con rabia y contó hasta diez internamente. La noche había terminado para ella.

“Y ese cuchillo podría serme de utilidad" El tipo se refería a su cuchillo. "Qué puto descarado" Pensó mientras lo miraba con desagrado y cruzaba sus brazos bajo su pecho. Cerró los ojos un momento, como haciendo acopio de paciencia y soltó con voz muy áspera "Puedo darte algo de combustible por esos tipos". Él no le agradaba para nada, pero el negocio estaba algo difícil esos días y no podía tirar una oportunidad así sólo porque el bastardo no le agradaba. "Puedes dejarlos en mi camioneta y... Mejor pasas a buscar lo tuyo mañana por la mañana al tanatorio, queda muy cerca de aquí." Terminó con un deje de desconfianza en su voz. Sería una puta locura ir con un tipo así al tanatorio a esas horas, era un maldito desquiciado. "Podrías ahorrarte el cuentito de las bolsas y evitar ensuciar tu linda ropa." Lo miró, impaciente y cruzó los dedos mentalmente para que el extraño no quisiera ir con ella a esa hora. Era valiente, pero no idiota.


De aquí puedes elegir si se van juntos esa noche al tanatorio o si Sammie el folla bandidos va al día siguiente a hacer negocios sucios Joanne, sorry si el post quedó muy nefasto, besitos <3
avatar
Joanne Marston
Admin

Mensajes : 24
Puntos : 29
Fecha de inscripción : 26/01/2017

http://arctic-city.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Sam Reddington el Dom Ene 29, 2017 2:41 pm

Estaba claro que aquella chica no apreciaba a Sam y que el sentimiento era mutuo. Al menos aquella cría parecía haberse ahorrado esta vez sus comentarios desagradables, probablemente cautelosa después de lo que acaba de pasar en ese local, y decidió no contestar a las amenazas de Sam, aunque parecía desear hacerlo, por la expresión de rabia que marcaba su rostro.

La chica se cruzó de brazos y se negó a la petición de Sam de usar su cuchillo. Era obvio que habían empezado con mal pie y que no le iba a prestar nada de ayuda. Sam no tenía ningún material para transportar aquellos tipos. “Tendré que cambiar de plan”, pensó Sam, justo cuando su acompañante, de forma un tanto desagradable, por fin habló: “Puedo darte algo de combustible por esos tipos”. Aquel ofrecimiento de la joven captó la atención de Sam, que miró fijamente y con atención a la chica. La noche mejoraba por momentos.

El combustible se había convertido en una de las principales monedas de cambio de Arctic City, y era la principal fuente de riqueza de Sam, aquello que le permitía mantener una vida tranquila. Tranquila porque, por fortuna o por desgracia, meter una bala en la cabeza de unos desalmados o hurgar en los restos de algún pobre diablo se había convertido en algo normal y habitual para Sam. No había conocido otra forma de vida y, a estas alturas, prácticamente no se cuestionaba si otra vida era posible. Es más, el disfrutaba “sacando la basura”, como el mismo decía. Se sentía una especie de justiciero matando bandidos. Era consciente de que empleaba argucias, subterfugios, mentiras y manipulaciones en su día a día, pero al menos, sus víctimas eran casi siempre peores que él.

“Puedes dejarlos en mi camioneta y… Mejor pasas a buscar lo tuyo mañana por la mañana al tanatorio, queda muy cerca de aquí”, Continuo la chica, que apostilló “Podrías ahorrarte el cuentito de las bolsas y evitar ensuciar tu linda ropa”. Aquel comentario sarcástico enfureció a Sam, pero no era el momento de iniciar un nuevo conflicto. Y, aunque deseaba cerrar el pico de aquella cría maleducada, valoraba el coraje que aquella joven mostraba.
“Si dejo esos despojos en tu camioneta y te los llevas, mañana no veré ni una gota de combustible” replicó Sam. “Iremos juntos y recogeré el combustible”, apostilló Sam. “Además, así no tendré que volver a meterme en esa nube tóxica que hay 15 metros a tu alrededor” Finalizó de forma socarrona. Había notado que aquellos comentarios sacaban de sus casillas a la chica, y disfrutaba haciéndolo.

“Un bidón de combustible y una petaca nueva por los cuatro.” Sentenció Sam, al tiempo que extendía la mano a su interlocutora para cerrar el trato.

Se acercó a los cadáveres y empezó a tirar del primero de ellos. “¿Dónde tienes la furgoneta?” Preguntó a su acompañante, esperando que le indicara el camino y poder cargar lo antes posible aquellos cuerpos para ir al tanatorio. Con suerte, en un par de horas estaría de vuelta en su refugio.



¿Qué ocurrirá de camino al tanatorio? Se pelearán Sammie y Jo en el camino y se estrellarán? ¿Aceptará Jo el trato? ¿Brindarán con whisky por una nueva alianza folla-bandidos - traficantil?
Me gustó tu post, nefasatita. Te quedó muy bien, como siempre
avatar
Sam Reddington
Bertita

Mensajes : 24
Puntos : 30
Fecha de inscripción : 26/01/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Joanne Marston el Dom Ene 29, 2017 8:47 pm

Sabía que su pequeño comentario había ofendido al extraño otra vez. "que le den" pensó, el había amenazado con meterle un tiro entre ceja y ceja. Además le estaba ofreciendo un buen trato. Espero un par de segundos, que en ese ambiente parecieron una eternidad hasta que el mayor espetó “Si dejo esos despojos en tu camioneta y te los llevas, mañana no veré ni una gota de combustible” su cara se deformo rápidamente a una de completa indignación. “Iremos juntos y recogeré el combustible” terminó el extraño. ¿De verdad se veía como la clase de persona capaz de estafar a un mastodonte por cuatro miserables bandidos? "Si." se contestó a sí misma para luego soltar un suspiro de resignación “Además, así no tendré que volver a meterme en esa nube tóxica que hay 15 metros a tu alrededor” Rodó los ojos en señal de agobio. Le estaba cansando todo el tema de los insultos. De verdad no le gustaba pelear, pero ese tipo sabía cómo sacarla de sus casillas. Y ahora se cuestionaba si pagarle o meterle un tiro en esa enorme boca. Desistió de este pensamiento.

“Un bidón de combustible y una petaca nueva por los cuatro.”
Soltó una risa irónica "medio bidón, el tipo que cargas tiene menos cuerpo que yo. Tengo muy buen whisky." regateo. No toco la mano del sujeto, ni siquiera lo conocía.

"Marko." sacó un pequeño frasco de su bolsillo con combustible en su interior y lo depósito en la mano del cantinero. "Quédatelo. Si llegan más tipos cómo estos a preguntar por sus amiguitos, tú no has visto nada." le guiño un ojo al anciano en señal de complicidad "Nos vemos luego." Se despidió finalmente.

"Tú" Se dirigía al sujeto otra vez "Sígueme" y comenzó a caminar hacia la puerta "Rápido" avisó sin siquiera voltear a verlo o esperar una respuesta mientras salía por la puerta trasera del Bar.

Una helada brisa golpeó su cuerpo al salir del "cálido" ambiente del Bar. Aún sentía el cuerpo caliente por el alcohol consumido y las emociones recién pasadas, por lo cual no sentía frío. Caminó lentamente a su camioneta, una vieja (inserte modelo viejo de camioneta) llena de polvo y manchas de sangre. Era una pérdida de tiempo limpiarla, de todos modos siempre estaba llevando cuerpos. No era un vehículo lujoso, pero era muy funcional y cómodo para sus labores.

Abrió la compuerta trasera para que el tarado metiera los cuerpos y se subió a su camioneta, sacó de su bolsillo un encendedor plateado y una cigarrera para luego depositarlos en la guantera que estaba frente al asiento del copiloto. Encendió la radio y comenzó a sonar una vieja canción. Sonrió. A su padre le gustaba mucho esa canción. Comenzó a tararear un poco más relajada. "Dana my darling I’m writing to you. Cause your mother passed away it was a really rainy day..." seguía despacio la letra de la canción, mientras esperaba a que el sujeto terminase de subir los cuerpos, no pensaba ayudarle en lo absoluto.
avatar
Joanne Marston
Admin

Mensajes : 24
Puntos : 29
Fecha de inscripción : 26/01/2017

http://arctic-city.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Sam Reddington el Lun Ene 30, 2017 12:03 am

La chica comenzó a regatear. “Medio bidón, el tipo que cargas tiene menos cuerpo que yo. Tengo muy buen whisky”. A Sam no le sorprendía en absoluto, era práctica habitual en los tiempos que corría, así que optó por la diplomacia: “Un cuarto de bidón por cada tipo es un trato justo. Pero si tu whisky es tan bueno como dices, y como el que cargo ahora es medio hombre, lo dejamos en tres cuartos” Concluyó, esperando que su interlocutora aceptara el trato.

Sam notó que la chica evitaba cerrar el trato con un apretón, algo que le desagradó. “Los acuerdos siempre se cierran con un apretón de manos. Quizás desconozca lo que es un código de honor”. Pensó molesto mientras hacía un gesto de desaprobación, pero decidió no realizar ningún comentario. Ahora había un negocio entre ambos y había que mantener las formas.

“Nos vemos luego” Su acompañante se despidió del camarero, algo que Sam imitó. “Adios, Marko” fueron sus lacónicas palabras, mirando fijamente a los ojos del barman y asintiendo con la cabeza, buscando su complicidad. Sabía que, en caso de que algún tipo apareciera preguntando por aquellos bandidos, el camarero no iba a decir nada. Los tipos así sobrevivían manteniéndose fuera de problemas, y poner a unos bandidos sobre la pista de Samuel Reddington era definitivamente un problema muy grave. Además, parecía tener buena relación con aquella chica, por lo que no tendrían ningún tipo de problema.

“Tu. Sigueme. Rápido”. La chica echó a andar apresuradamente. Sam, cargando con aquellos cuerpos, la siguió tan rápido como pudo. No tardaron en llegar a la camioneta. La chica no mentía al decir que la tenía aparcada al lado del bar.

Sam comenzó a cargar los restos de los bandidos en aquella destartalada ranchera, cuando escuchó a la chica tararear una canción que le era extremadamente familiar. “Dana my darling I’m writing to you. Cause your mother passed away it was a really rainy day…” Paralizado por el recuerdo, se incorporó instintivamente y muy suavemente, continuó la canción “And I didn’t mean to bother you anymore. Your mother wished… come visit your father’s grave, Dana” Aquella era una de las canciones favoritas de su madre. Jamás olvidaría como, siempre que sonaba, ella le decía que su nombre procedía de aquella canción, de aquella melodía que su abuelo Joachim adoraba.

Sam suspiró profundamente y, de forma muy educada, se dirigió a su acompañante, alzando ligeramente la voz para que pudiera escucharle “¿Podrías subir un poco el volumen, por favor?”

Sam se apresuró a terminar de cargar aquellos tipos a la parte trasera de la ranchera y se montó en silencio en el asiento del copiloto, mientras la canción entraba en sus últimos compases y en la mente de Sam se dibujaban los pocos recuerdos que aún le quedaban de su madre “Little Dana O’Hara, oh Dana my dear, how I wished that my Dana was here. Little Dana O’Hara decided one day to travel away, far away…” Con la mirada perdida, sus labios susurraban de forma casi imperceptible los últimos versos de aquella canción.

Cuando la música calló, Sam volvió en sí, dirigiendo la mirada a su acompañante e invitándola a emprender la marcha. ¿Estás lista?
avatar
Sam Reddington
Bertita

Mensajes : 24
Puntos : 30
Fecha de inscripción : 26/01/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Joanne Marston el Lun Ene 30, 2017 7:40 pm

“¿Podrías subir un poco el volumen, por favor? " escuchó decir al extraño. Al principio se sorprendió un poco pero enseguida accedió a su petición. Al menos parecía apreciar la buena música. Sonrió ligeramente al ver como el mayor seguía despacio la letra de la canción. Se veía diferente sin el ceño fruncido. Disfrutó el momento hasta que la melancólica tonada terminó.

Observó a través del espejo retrovisor como su nuevo acompañante había depositado en su camioneta los cadáveres de esos sucios bandidos con mucha rapidez y ahora se dirigía al asiento del copiloto "Para ser un viejo está bastante bien" se dijo a sí misma a la vez que dirigía una discreta mirada al cuerpo del mayor. Se golpeó internamente por pensar esa clase de tonterías. "idiota" se dijo a sí misma.

"estás lista? " Joanne asintió levemente, esta vez más calmada. Esperando a que el hombre subiera." Papá adoraba esa canción" soltó de pronto para romper el hielo, a la vez que su vieja camioneta se ponía en marcha. "Soy Joanne, por cierto." por un microsegundo le dedicó una sonrisa sincera al mayor, antes de volver a fijar su vista en el camino.


Did you know... Escribir en el navegador del móvil es nefasto?
avatar
Joanne Marston
Admin

Mensajes : 24
Puntos : 29
Fecha de inscripción : 26/01/2017

http://arctic-city.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Sam Reddington el Lun Ene 30, 2017 11:34 pm

Con los bandidos cargados y la aprobación de su acompañante, ya estaban listos para partir. Sin embargo, un comentario sorprendió a Sam: “Papá adoraba esa canción”. Sam se quedó callado por un momento, sorprendido por el comentario. Nunca se le había dado bien tener conversaciones profundas. Suspiró, y se dirigió a la chica “Mi familia entera también la adoraba. A mi madre la llamaron Dana por la canción”. Continuó, antes de intentar empatizar con su acompañante: “Imagino que la canción te traerá buenos recuerdos. ¿Hace mucho que…”  Hizo una pequeña pausa, tratando de elegir bien las palabras. “¿… tu padre se fue?”

Sam era un hombre parco en palabras, que no solía mostrar emociones. Más bien, él no tenía sentimientos, excepto cuando recordaba a su madre, la única persona que había tenido en su vida, que le fue arrebatada demasiado pronto.

La chica, por fín, se presentó: “Soy Joanne, por cierto”. Dijo esbozando una sonrisa. “Yo soy Sam”, respondió.
Sam miró de reojo a la chica. Pese a que su impresión inicial no había sido la mejor, parecía que aquella chica era algo más que una fumadora compulsiva, bruta y con coraje.

Miró por la ventanilla, al tiempo que se dirigió  de nuevo a Joanne: “Entonces, ¿trabajas en el tanatorio?” La charla intrascendente no era uno de sus fuertes. Pero al menos, era mejor opción que pasar el viaje en silencio…



Yo diría que es infame, no nefasto Razz
avatar
Sam Reddington
Bertita

Mensajes : 24
Puntos : 30
Fecha de inscripción : 26/01/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Joanne Marston el Mar Ene 31, 2017 11:11 pm

Se sorprendió un poco ante la confesión del mayor. Por el tono en el que lo dijo, parecía revivir un recuerdo doloroso. Y ella sabía lo que eso significaba, así que simplemente decidió guardar silencio y escuchar lo que él tenía que decir.

Con el extraño abordo y la camioneta andando, aceleró rumbo al tanatorio, adentrándose en una oscura arboleda. La música seguía sonando de fondo, esta vez era una canción que hablaba sobre tirar a un hombre por la borda. Sonrío para si misma. ¿Qué clase de música era esa?. Luego de una pequeña pausa el extraño volvió a hablar. “Imagino que la canción te traerá buenos recuerdos. ¿Hace mucho que…” Guardó silencio. Ella sabía lo que iba a preguntar. “¿… tu padre se fue?” Preguntó finalmente.

"Casi diez años..." Soltó con amargura. Prefería no pensar en ello ahora, de hecho siempre prefería evitar el tema. Apretó el volante ligeramente entre sus manos. Intentó despejar sus pensamientos y pensar una forma de cambiar el tema, pero afortunadamente no fue necesario "Yo soy Sam" Suspiró con cierto alivio. Guardó silencio unos momentos, recobrando rápidamente la compostura y su ánimo habitual "Creo que hemos iniciado con el pie izquierdo..." Dijo sin apartar la vista del oscuro camino "Supongamos que fue un placer conocernos" Soltó en un ligero tono de broma. De verdad agradecía haber cambiado el tema, aunque no olvidaba todavía que el hombre amenazó con meterle un tiro entre ceja y ceja.

“Entonces, ¿trabajas en el tanatorio?" Preguntó Sam. Ella sonrió ligeramente y contestó con seguridad "Soy la reina del tanatorio". Aseguró. "Supongo que tú eres un mercenario, no?..." Pregunto con cierta cautela. "No es que me importe, sólo me gusta saber con quién estoy haciendo tratos." Concluyó. A lo lejos, en una colina, divisó su hogar: El Tanatorio.

avatar
Joanne Marston
Admin

Mensajes : 24
Puntos : 29
Fecha de inscripción : 26/01/2017

http://arctic-city.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Sam Reddington el Miér Feb 01, 2017 12:52 am

Joanne había dejado la radio puesta, algo que Sam agradeció. Las conversaciones no eran su especialidad. Los silencios amenizados por aquella emisora local, se veían rotos por pequeñas conversaciones cargadas de dolor y amargura. “Casi diez años…” Contestó Joanne, a lo que Sam respondió con un sincero “Lo siento, Joanne”. Si algo comprendía Sam era el sentimiento de vacío y rabia tras la pérdida de un ser querido. “Yo también perdí a mi madre siendo muy joven” Prosiguió. Nunca solía compartir aquellos pensamientos con nadie, pero, en cierto sentido, Sam sentía que aquella joven chica compartía su dolor. Al fin y al cabo, la gran mayoría de las personas honradas de Arctic City habían perdido de forma trágica a algún ser querido.

Sam observó la incomodidad de la chica. Probablemente eran recuerdos demasiado dolorosos y no quiso ahondar en el tema. Aprovechó un comentario de Joanne para tratar de suavizar tensiones: “Creo que hemos iniciado con el pie izquierdo… Supongamos que fue un placer conocernos”. Sam rió. “No todos los días se conoce a alguien en medio de un tiroteo”. Carraspeó ligeramente. “Si hay dos cosas que odio en la vida son los bandidos y el humo del tabaco. Sacan lo peor de mí. Creo que perdí un poco los estribos, no te dispararía entre ceja y ceja, probablemente solo sería algún balazo superficial en el pie izquierdo que mencionas”. Concluyó, riendo, a modo de disculpa.

“Soy la reina del tanatorio”. Joanne confirmó lo que Sam ya sospechaba. Trabajaba en el tanatorio. Lo cierto es que una aliada en el tanatorio podría facilitar mucho sus negocios. Sam permaneció unos segundos, en silencio, cavilando y pensando que, si aquel trato salía bien, quizás podrían realizar más en un futuro, aunque prefirió no adelantar sus ideas a su acompañante y permanecer a la expectativa. Se limitó a contestar de forma distendida “Entonces estos tipos serán pan comido”.

Joanne inquirió por los quehaceres diarios de Sam: “Supongo que eres un mercenario, ¿no?... No es que me importe, sólo me gusta saber con quién estoy haciendo tratos”. Sam torció ligeramente el gesto. Él no se consideraba un mercenario, sino un superviviente, que hacía lo necesario para seguir con vida y que, a su manera, tenía un cierto código moral. Se consideraba mejor que la gran mayoría de facinerosos de Arctic City. “Solo hago lo necesario para sobrevivir” Afirmó de forma lacónica. “Proporciono combustible a quien lo necesita, a cambio de un precio. En estos tiempos es muy difícil obtenerlo, así que a veces hay que ser imaginativo” Señaló, mirando a los despojos que había cargado en la parte trasera de la camioneta. “Esos tipos eran escoria, como todos a los que empleo para mis fines, al menos aquellos que se cruzan con mi revolver. Nadie los echará de menos” Concluyó con firmeza. No había contado a nadie el porqué de su cruzada contra los bandidos, y todavía no estaba preparado para hacerlo.

La conversación y la radio habían hecho ameno el trayecto. A lo lejos se divisaba el tanatorio, mientras que ahora la radio narraba las hazañas de una División Fantasma. Instintivamente, acompañaba el ritmo de la canción con su mano. Sin duda aquella emisora se había convertido en su favorita. “¿Siempre escuchas esta emisora? Creo que es la mejor que queda por Arctic City”. Concluyó, antes de disponerse a transportar los cuerpos al tanatorio.
avatar
Sam Reddington
Bertita

Mensajes : 24
Puntos : 30
Fecha de inscripción : 26/01/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Joanne Marston el Miér Feb 01, 2017 9:08 pm

No pasó desapercibida la incomodidad del mayor tras hacer su pregunta. Comenzaba a preguntarse si había sido buena idea preguntarle eso. “Solo hago lo necesario para sobrevivir” No podía juzgarle por ellos, todos en Arctic City hacían lo mismo, y había personas que se ganaban la vida de manera mucho más sucia. “Proporciono combustible a quien lo necesita, a cambio de un precio. En estos tiempos es muy difícil obtenerlo, así que a veces hay que ser imaginativo... Esos tipos eran escoria, como todos a los que empleo para mis fines, al menos aquellos que se cruzan con mi revolver. Nadie los echará de menos” Sonrió de medio lado. "Tranquilo, no te culpo deshacerte de la basura. Yo misma hubiese deseado llenar de plomo a un grupo de indeseables." Era cierto, si no hubiese sido tan débil hace años y hubiese tenido la astucia para despedazar la vida de las basuras que acabaron con su familia probablemente las cosas serían algo diferentes ahora. Se mantuvo pensativa un par de segundos.

"Lo cierto es que yo también odio a los bandidos." Suspiró. "Llegamos". Sentenció al estacionar la camioneta frente a una vieja cabaña.

El viaje se le había hecho más corto de lo que pensaba. Al parecer Sam no era tan terrible como se lo imaginó en un principio. Pero no estaban ahí para hacer vida social, estaban ahí por negocios, y a ella no le gustaba perder el tiempo ni distraer a sus "clientes". Bajó de la camioneta de un salto y buscó entre sus bolsillos un momento hasta encontrar unas llaves. Caminó junto a Sam, quien ya se había bajado del vehículo y se disponía a transportar otra vez los cuerpo . “¿Siempre escuchas esta emisora? Creo que es la mejor que queda por Arctic City”.

Tomó por las piernas al más pequeño de los hombres. "Por supuesto, el resto de estaciones suelen emitir propaganda basura para los "poderosos" de Arctic City." El cuerpo golpeó contra el suelo, antes de comenzar a ser arrastrado "Y la música de hoy deja bastante que desear, ya no saben hacer música" Jadeó arrastrando el cadáver hacia la entrada de un enorme galpón. "Por ello tenemos muchachitos ignorantes y maleducados como éste." Espetó refiriéndose al cadáver que estaba cargando.

Tu yo, en el tanatorio, now
avatar
Joanne Marston
Admin

Mensajes : 24
Puntos : 29
Fecha de inscripción : 26/01/2017

http://arctic-city.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: We need some Vodka.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.